2018: El Gran Año

2018: El Gran Año

¡Hola gente guapa!

Os pido millones de disculpas por esta bienvenida de aparición y desaparición. Como supongo que os pasa a vosotros, estas son unas fechas bastante complicadas para la vida social, y la verdad que no he encontrado el momento de pararme en serio y poder contaros, hasta ahora que parece que la Navidad casi ha llegado a su fin. Por cierto, ¡Feliz 2018! 

Como he titulado esta entrada, este es El Gran Año. Sé que en él se van a cumplir mis sueños, con el salto de mi carrera profesional y dedicándome exclusivamente a lo que quiero y lo que soy, y seguro que los de todos vosotros, porque lo creáis o no, en gran parte está en nuestra mano. Además… (y aquí va el bombazo), en junio del 2018 tendrá lugar el gran acontecimiento KokoroFest, del que pronto os iré desvelando más, pero en el que ya os adelanto… ¡vestiré de blanco! Y finalmente, y aunque suene a tópico y utópico es lo que siento, me gustaría que en el nuevo año todo lo que ahora está mal mejorara un poquito aunque fuera. Eso ya sería un gran paso para que desaparecieran la violencia machista, el racismo, las guerras, los refugiados a los que Europa cierra sus puertas, los desastres naturales (por nuestra causa), la gente que pasa hambre, las injusticias, el dolor… Estos son mis deseos para el nuevo año.

Os dejo con varias imágenes de momentos importantes de mi 2017. Para el 2018, como ya he dicho, os deseo lo mejor, y que vayamos haciéndonos amigos. ¡Prometo constancia a partir de hoy! Es uno de mis propósitos de Año Nuevo y además se lo he pedido a los Reyes Magos de Oriente, que llegan esta noche. ¡Qué os traigan lo mejor, mucha felicidad sobre todo y cumplan vuestros deseos!

Invierno en el Matadero de Madrid, un lugar especial lleno de cultura y donde me gusta pasar momentos en compañía de mi fotógrafo. No podéis perderos el Mercado de Diseño, sobre el que algún día os contaré.

 

Boda de mi prima en Coruña. Un día maravilloso lleno de amor, y un look igual de dulce y amoroso para celebrarlo. 

 

Verano en Langullo, un precioso pueblo de la provincia de Orense, donde pasé unos días descubriendo lugares perfectos y llenos de encanto, en compañía de mi nueva familia, la de mi compañero de viaje. 

 

Final de año celebrando, como me gusta, con buenos amigos y siempre sonriendo y de nuevo con un toque de color en mi outfit para no dejar de brillar. 

 

¡Besitos, y no dejéis de soñar!

 

Fotografía por: ©photopachi

Posted by on 5 enero, 2018

¡Cuéntame!